Organismos federales de México deben destinar 1% de sus gastos de publicidad oficial a medios comunitarios e indígenas. AMARC exige mayor transparencia y ampliar alcance