Observacom
Actualidad - Regional

Conquistas y nuevos desafíos para la Libertad de Expresión en el contexto de la elección de nuevo/a Relator/a en la CIDH

Bajo la consigna de repasar el legado de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) y pensar nuevos desafíos en las Américas, el lunes 8 de junio la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó el seminario virtual “Desafíos y perspectivas de la agenda hemisférica de libertad de expresión”.

Allí, los ex Relatores Santiago Cantón, Eduardo Bertoni, Ignacio Álvarez y Catalina Botero, junto al actual Relator, Edison Lanza, conversaron sobre cuáles han sido los principales estándares construidos por la RELE en los últimos 20 años y qué nuevos temas es preciso desarrollar a futuro, como aspectos centrales como forma de contribuir al actual proceso de selección para el/la nuevo/a Relator/a de Libertad de Expresión de la CIDH.

Entre los ejes que marcaron el debate estuvieron la importancia de la independencia de la RELE, así como la persistencia de viejos problemas en la región, como la violencia hacia periodistas, censura directa e indirecta, dificultades de implementación del acceso a la información y el acceso a Internet, entre otros. Entre los nuevos temas de la agenda, se destacaron principalmente la moderación de contenidos en Internet y la desinformación, entre otros.

Tanto Santiago Cantón, quien fue Relator de Libertad de Expresión en el período 1998-2001, como Eduardo Bertoni (Relator 2002-2005) destacaron la centralidad de garantizar la independencia de la Relatoría tanto de la CIDH como de su Secretaría Ejecutiva.

“En sus orígienes, la idea era un enviado especial o de alto comisionado que actuara de forma completamente independiente para evaluar la situación de libertad de expresión …El objetivo era una figura a nivel hemisférico, no era necesariamente algo pensado dentro de la CIDH…Luego muchos se dieron cuenta que el único espacio que podía recibir esta figura y que le diera el alto grado de independencia que pedían los Estados era la CIDH, era el mejor lugar que podía garantizar esa independencia…. Con el correr de los años se fue perdiendo esa independencia y cada relator tuvo que tener su diálogo con la Comisión para defender esa independencia… Existieron esos roces de la independencia de la CIDH que buscaba diluirse en ciertos momentos frente a muchos comisionados que no entendían esa razón de ser de la Relatoría”, explicó Cantón.

Por su parte, Bertoni planteó que un desafío enorme es mantener la independencia y autonomía financiera de la RELE respecto de la CIDH y la Secretaría Ejecutiva.  Además indicó que la libertad de expresión encuentra en la actualidad grandes desafíos frente a los avances tecnológicos. “Defender derechos sin entender cómo funciona la tecnología puede ser un problema”, aseguró. Enfatizó en las dificultades de llevar a la práctica el axioma de la protección de derechos offline en el mundo online por la escala que Internet supone para problemas como discurso de odio, periodismo de datos, fake news, entre otros. En particular, sobre las fake news dijo que “sería cauteloso con la regulación… cualquier regulación puede generar una vuelta para atrás en los estándares que supimos conseguir… puede ser mejor un marco más amplio de educación ciudadana digital”.

Ignacio Álvarez, quien estuvo al frente de la Relatoría entre 2006 y 2008, hizo hincapié en la concentración en el ámbito de Internet. Aseguró que el principal desafío en la agenda de la relatoría es profundizar sobre el rol de las empresas para la libertad de expresión y que este tema esté incluido en el informe anual de la Relatoría.

“Antes los grandes actores eran los medios tradicionales, agrupados en la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) y los medios comunitarios, como dos grandes grupos generadores de información y opinión. Hoy en día hay grandes empresas que tienen un rol muy importante como Twitter y obviamente Facebook” en Internet, dijo.

Catalina Botero (Relatora 2008-2014), mientras tanto, sostuvo que de los estándares impulsados por la Relatoría, los que menos penetración lograron en los sistemas nacionales son aquellos vinculados con el acceso a la información, la censura indirecta y publicidad oficial, la protesta social, la libertad de expresión en Internet y las interferencias en procesos electorales.

Desde su perspectiva, los desafíos actuales de la Relatoría pasan no sólo por “implementar los estándares que existen sino mantener los estándares que parecían fuertes pero se han debilitado”.

Sobre los nuevos desafíos, Botero destacó la crisis del periodismo profesional frente a las plataformas de Internet: “hay que defender que la prensa sea vigorosa, eso significa defender a los trabajadores”, señaló enfatizando en la necesidad de incentivar el periodismo profesional para garantizar diversidad.

Además, planteó que el tema del acceso a Internet es básico para acceder a otros derechos fundamentales. También se refirió a la moderación de contenidos en Internet y a la necesidad de trabajar sobre la relación algoritmos y diversidad y los efectos de las cámaras de eco en las redes y sus efectos para la democracia.

Por último, el actual Relator de Libertad de Expresión, Edison Lanza, dijo que desde 2013, la RELE ha construido sólido marco de softlaw en materia de Internet que han brindado tranquilidad a las organizaciones de sociedad civil para trabajar bajo esos parámetros y planteó el “desafío de asumir temas clásicos donde hay buenos estándares pero permanecen problemas”, así como abordar temas nuevos como la moderación de contenidos en Internet, libertad de expresión y protección de la privacidad, este último tema, como parte del nuevo mandato que debería tener la Relatoría.

.El video completo de las intervenciones se puede ver aquí.

 

ENLACES RELACIONADOS:

10 finalistas para ocupar el cargo de Relator/a de Libertad de Expresión de la CIDH

IFEX-ALC organiza conversación virtual con candidatos/as a la Relatoría de Libertad de Expresión de la CIDH

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)