Actualidad - Australia

Facebook se niega a compartir ingresos publicitarios para sostener a la prensa en Australia y amenaza con quitar los contenidos informativos

Facebook rechazó la propuesta de la Comisión de Competencia y Consumo de Australia (ACCC, por sus siglas en inglés) para compartir ingresos publicitarios con los medios de prensa del país y aseguró que podría prescindir de contenidos informativos en la plataforma sin que hubiera cambios significativos en su negocio.

“Si no hubiera contenido informativo disponible en Facebook en Australia, estamos confiados en que el impacto en las métricas e ingresos de la comunidad de Facebook en el país no sería significativa”, sostuvo la compañía en su presentación ante ACCC de acuerdo con The Guardian.

Además planteó que la empresa realizó cambios en su “ranking de algoritmos en nuestro feed de noticias en enero de 2018 para priorizar contenido de amigos y familiares… A pesar de la reducción en la exposición de la audiencia a contenidos de noticias, en los dos últimos años se ha visto… un incremento en los ingresos, lo que sugiere que el contenido noticioso es altamente sustituible con otro contenido para nuestros usuarios y que las noticias no generan un valor significativo de largo plazo para nuestro negocio”.

Facebook indicó que el hecho de que se busque obligar sólo a dos compañías norteamericanas (Facebook y Google) a compartir ingresos con la prensa es discriminatorio e injusto, al mismo tiempo que “no es saludable ni sostenible”.

“No es saludable ni sostenible esperar que dos empresas privadas, Facebook y Google, sean responsables de soportar un bien público y solucionar los desafíos que enfrenta la industria de medios de Australia”, aseguró la compañía.

Facebook planteó que la propuesta de ACCC los forzaría a “subsidiar a su competidor” y “distorsionaría los mercados de publicidad, llevando potencialmente a un incremento de precios”.

Si bien la red social manifestó su apoyo a la idea de un código de conducta entre las plataformas digitales y los editores, consideró que “el código necesita reconocer que hay una relación de rivalidad competitiva saludable entre las plataformas digitales y los editores de noticias, que competimos por los ingresos publicitarios”.

Por último, la compañía liderada por Mark Zuckerberg propuso que en vez de una agencia que establezca sanciones monetarias y resolución vinculante de disputas, se podría crear un “Consejo Australiano de Noticias Digitales”, basado en el modelo del Consejo de Prensa de Australia, que intermediaría las quejas de las organizaciones de noticias.

Como hemos publicado en OBSERVACOM, en abril de este año, el Tesorero de Australia, Josh Frydenberg, pidió a la ACCC, que elabore un código de conducta obligatorio para que las plataformas digitales, como Facebook y Google, compartan sus ingresos por publicidad con los medios de prensa del país, frente a la caída de ingresos publicitarios de los medios tradicionales por la pandemia de COVID-19.

Entre los elementos de dicho código se encontrarían la premisa de negociación de buena fe sobre cómo las plataformas pagarán a los medios de información por el uso de contenidos, avisar a los medios de comunicación ante de los cambios de algoritmos que afectarían la clasificación del contenido, favorecer el contenido original de las noticias en los resultados de la página de búsqueda y compartir datos con las compañías de medios. Además se incluirían sanciones y mecanismos vinculantes de resolución de disputas para las negociaciones entre las plataformas digitales y las empresas de noticias. También el código definiría el contenido de noticias que estaría cubierto y el tipo de servicios que abarcará, más allá de la búsqueda de Google y las plataformas principales de Facebook, como Instagram y Twitter.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Organismo de competencia de Australia impulsa obligar a redes sociales a compartir ingresos por publicidad con los medios

Australia: presentan informe con 23 recomendaciones para la regulación de plataformas digitales

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)