Observacom
Actualidad - Uruguay

Gobierno de Uruguay enviará al Parlamento proyecto de ley que eliminará límites a la concentración y derechos de niñez y audiencias de la actual Ley de Medios

El Poder Ejecutivo enviaría al Parlamento una nueva “Ley de Medios” con más de 80 artículos, que habilita una mayor concentración en el sector al eliminar límites a la propiedad cruzada y a la cantidad de licencias en TV paga, así como ampliar la cantidad de medios de radio y TV abierta que una persona o empresa podrá acumular, según un anteproyecto de ley que dio a conocer El Observador el pasado 17 de abril.

El proyecto incluye, además, eliminación de cuotas de contenido audiovisual y música nacional, así como la emisión de propaganda electoral y campañas de bien público gratuitas, además de derogar varios derechos reconocidos a niños, niñas y adolescentes, así como a periodistas, entre otros aspectos.

El proyecto busca reemplazar a la vigente Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aprobada en diciembre de 2014. Como ya habíamos publicado, el Ejecutivo decidió eliminar del proyecto de Ley de Urgente Consideración (LUC) las modificaciones a la Ley Audiovisual, y había anunciado que enviaría un proyecto distinto para su tratamiento separado.

De acuerdo con El Observador, el proyecto del Poder Ejecutivo habilitaría una mayor concentración en el sector de medios, al permitir que una misma persona o empresa tenga hasta 12 medios, en lugar de tres como lo establece la Ley actual. De esta manera, un mismo propietario podría acumular 6 canales de TV abierta y 6 radios (AM y FM) -en la norma actual el máximo es de dos servicios en la misma banda de frecuencia-.

También se propone eliminar los límites a la propiedad cruzada de licencias de medios tradicionales y telecomunicaciones (en especial brindar servicio de Internet), un reclamo que venían haciendo los empresarios de radiodifusión nucleados en la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (ANDEBU) y empresas telefónicas como Claro.

Asimismo, se eliminan los topes de participación en el mercado de suscriptores para la TV por cable.

“Del análisis del borrador del proyecto surge una constante: los empresarios más grandes y de Montevideo serían los más beneficiados con su aprobación. Es un traje hecho a la medida”, aseguró Gustavo Gómez, Director Ejecutivo de OBSERVACOM, a través de su cuenta personal en Twitter.

Allí explica que “las campañas de bien público como las de COVID19 que se emiten en TV ya no serían gratuitas. En tiempos de austeridad y emergencia sanitaria, habría que pagarlas con dineros del Estado. Y la publicidad oficial se concentra en los medios más grandes y de la capital”.

Además, afirma que “se eliminaría la propaganda electoral gratuita (avalada por la Suprema Corte de Justicia). Es decir, los partidos más poderosos tendrán más posibilidades de hacer campaña que los chicos. Pierde la democracia, los medios ganan avisos”.

Gómez sostiene que los medios ya no pagarían nada “por usar frecuencias con fines de lucro (como sí lo hacen las telefónicas) ni aportarán un canon al Fondo de Promoción de la Producción Nacional. Hasta ahora, los medios chicos (como las radios del Interior) ya no pagaban, los grandes sí”. Además, “para ver los partidos más importantes de la selección uruguaya de fútbol en tu casa, habría que volver a pagarles, porque ya no se reconocería el derecho a verlos -gratis- en TV abierta”, indica.

A su vez, dice que “se extenderían los plazos de las licencias, eternizando la propiedad de los medios: las radios pasarían de 10 a 15 años más otros 15 años de prórroga (antes era 10). Igual la TV. Corre a partir de la aprobación de la ley, lo que supone una renovación automática gratuita”.

El proyecto del Presidente Luis Lacalle Pou eliminaría la obligación de cuota mínima de producción nacional en TV (60%) y de música nacional en radio (30% de toda la música emitida) y una larga lista de derechos como los que la norma actual reconoce a la niñez, mujeres, LGBTI y afrodescendientes, periodistas, músicos, entre otros.

“La propuesta actual afecta los derechos reconocidos porque: deroga el derecho a la privacidad de niños, niñas y adolescentes, así como a no ser individualizados por los medios exponiéndolos a su victimización y elimina las protecciones ante abusos de la publicidad dirigida a niños abusando de su inocencia, así como a evitar aviso que les prometan premios o recompensas para ganar nuevos compradores, entre otros”, explica Gómez.

Además, «deroga la protección a mujeres y personas LGBTI o de la comunidad afrodescendiente, entre otros, ante la discriminación en medios de comunicación; elimina el derecho a la objeción de conciencia de los periodistas frente a los dueños de los medios, para no ser despedidos si se niegan a acompañar con su imagen, voz o nombre contenidos que hayan sido modificados sin su consentimiento”.

El Director Ejecutivo de OBSERVACOM señala que el proyecto “elimina el derecho de músicos y productores nacionales a que sus obras representen al menos un 30% del total de la música emitida en una radio; y deroga el derecho de productores audiovisuales, actores y actrices, locutores y otros trabajadores de la industria audiovisual a que su trabajo nacional represente al menos el 60% de la emisión de las TV uruguayas”.

“Por si fuera poco, aunque se mantiene, se reduce el derecho de las personas con discapacidad auditiva y visual sólo a programas informativos y no a otros programas de interés general como hasta ahora”, concluye.

A nivel institucional, la normativa propuesta eliminaría a los organismos creados en la ley de 2014, como el Consejo de Comunicación Audiovisual y la Comisión Honoraria Asesora de Servicios de Comunicación Audiovisual, de acuerdo con La Diaria.

Un aspecto positivo del proyecto que rescata Gómez es que mantiene casi en su totalidad las previsiones de la Ley de Medios sobre los medios públicos que pasaría a llamarse Sistema Público de Radio y Televisión Nacional.

“Cosas POSITIVAS que mantiene: 1. Un sistema único de medios públicos, incluyendo la radio y la TV de alcance nacional; 2. Será un servicio descentralizado; 3. Su Directorio avalado por mayorías parlamentarias; 4. Obligaciones de independencia editorial y pluralidad de contenidos”, dice Gómez.

ENLACES RELACIONADOS:

Gobierno de Uruguay elimina “derecho al olvido” y derogación parcial de Ley de Medios de proyecto de ley de urgencia

Edison Lanza expresó preocupación por el proyecto de Ley de Urgente Consideración del nuevo gobierno de Uruguay

Proyecto de ley del gobierno electo en Uruguay promueve concentración, no asegura independencia del regulador e instala “derecho al olvido”

 

 

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)