Observacom
Actualidad - Argentina

SiPreBa junto a investigadores de Argentina presenta informe sobre diversidad y sustento del trabajo periodístico en la pospandemia

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) presentó el informe Regulaciones y acciones para el sustento del trabajo periodístico en la pospandemia. Allí, los investigadores argentinos Santiago Marino y Agustín Espada indagaron en particular sobre los “Modelos y casos de regulación de plataformas digitales para la diversidad cultural y periodística”.

“Hoy, Facebook, Google, Apple, Netflix, Disney y otras empresas, casi todas financiadas por capitales del mercado estadounidense, erosionan el financiamiento de la producción local de contenidos, capturan una parte cada vez más trascendente de la renta, regulan de facto la oferta y las capacidades de los usuarios para decidir qué información personal puede ser comercializada o no. En este marco, la actividad periodística y su futuro se encuentran amenazadas”, señalan los autores.

Luego de un exhaustivo análisis del panorama regulatorio y estructura de medios en Argentina así como de sistematizar experiencias internacionales fomento y financiamiento a la actividad periodística, el estudio concluye que mientras que en la Unión Europea y países de OCDE la agenda de discusión pasa por cómo cobrar impuestos a las empresas de la economía digital, en su mayoría de Estados Unidos, en América Latina es difícil hablar de un único modelo y las medidas adoptadas tienen que ver con las tradiciones del sistema de medios y transformaciones regulatorias de cada país junto con programas regionales, nacionales y locales para el fomento a la diversidad de contenidos.

“La Unión Europea y OCDE tienen en su agenda una discusión impositiva macro ¿cómo cobrar impuestos a este tipo de empresas? La renta en la plataformización de la economía. Desde este punto de vista, el problema por el tratamiento fiscal de las plataformas de intermediación y prestación de servicios digitales es un problema de la economía toda y no solo del mercado de los medios de comunicación”, sostienen Marino y Espada.

Explican que allí “no se definen fondos de fomento a la actividad periodística que se formen en base a lo recaudado por impuestos o tasas para plataformas digitales. Distinto es lo que sucede en el marco del audiovisual (ficción en cualquier formato) donde las plataformas VOD aportan, en muchos casos, a fondos de fomento previos para esa actividad… Muchos países fijan cuotas de catálogo, obligaciones de inversión en producción local y también se agregan aportes por cuota a fondos de fomento en base a ganancias o facturación”.

A diferencia de Europa y los países de OCDE, los investigadores explican que en Latinoamérica “cada país avanza de acuerdo a sus tradiciones y lógicas… Lo que existe en algunos países son programas locales-regionales de estímulos, con fondos locales y muy acotados”.

En este sentido, Marino y Espada señalan que “Chile, México, Colombia y Argentina utilizan IVA para gravar los sistemas digitales prestados por compañías extranjeras en suelo nacional. Uruguay lo hace también, pero en el ámbito del Impuesto a la Renta”.

También advierten que “tres países tienen obligaciones de inversión, tres opcionales con cuota y tasas (México, Colombia, Paraguay). Tres países cobran tasas sobre IVA pero lo recaudado va a rentas generales (Argentina, Brasil, Chile)”.

“En relación a definiciones sobre Cuota, tres países regulan la cuestión (para distintos tipos de producción). Las exigencias oscilan entre el 30% (México-Colombia) y la falta de definiciones porcentuales (Brasil)…y seis países tienen distintos mecanismos de estímulos a la producción (fondos de fomento para otras ventanas distintas a las plataformas”, concluyen.

El trabajo completo, que fue realizado gracias al apoyo de la Fundación Rosa Luxemburgo, se puede leer acá.

ENLACES RELACIONADOS:

Desafíos y asimetrías regulatorias de los servicios audiovisuales en Internet ¿Qué hacer?

Presentan proyecto de ley para fomentar la pluralidad y la diversidad informativa en Argentina

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)