Observacom
Actualidad - Europa

Tribunal de Justicia europeo considera que se necesita pedir permiso al autor para republicar fotos en Internet aún con fines educativos

En una interpretación sobre la Directiva de Derechos de Autor, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea determinó que volver a publicar en Internet una foto de libre acceso requiere el pedido a su autor de una nueva autorización. El Tribunal consideró que “mediante dicha publicación la fotografía se pone a disposición de un público nuevo” y por eso se precisa del consentimiento expreso previo.

El Tribunal de la Unión Europea se expidió a pedido del Bundesgerichtshof (Tribunal Supremo de lo Civil y Penal de Alemania), que solicitó que interprete la Directiva sobre Derechos de Autor a raíz de la denuncia del fotógrafo alemán Dirk Renckhoff a una escuela secundaria por considerar que vulneró su derecho.

La escuela publicó en su sitio web el trabajo de una alumna que incluía una foto de libre acceso de Renckhoff que la adolescente había descargado de un sitio de turismo para ilustrar su tarea escolar. El fotógrafo no solo reclamaba que se prohibiera la reproducción de su trabajo en el sitio del centro educativo sino que además exigía 400 euros de indemnización por daños y perjuicios.

Los argumentos utilizados por el Tribunal Europeo para su decisión se basaron en que “la publicación, en un sitio de Internet, de una fotografía previamente publicada en otro sitio de Internet –tras haber sido copiada, entre esas dos publicaciones, en un servidor privado– debe calificarse de «puesta a disposición» y, por consiguiente, de «acto de comunicación»”.

En este sentido, el Tribunal consideró que “la publicación de una obra protegida por los derechos de autor en un sitio de Internet distinto de aquél en el que se efectuó la comunicación inicial con la autorización del titular de los derechos de autor debe calificarse de puesta a disposición de esa obra a un público nuevo”.

Por último, el Tribunal advirtió que hay que distinguir entre la puesta a disposición de obras protegidas mediante un enlace que redirige a otro sitio de Internet y la republicación de la obra. “A diferencia de los enlaces, que contribuyen al buen funcionamiento de Internet, la publicación en un sitio de Internet sin la autorización del titular de los derechos de autor de una obra previamente comunicada en otro sitio de Internet con el consentimiento de dicho titular no contribuye a conseguir el citado objetivo en la misma medida”, explica el comunicado.

Resulta especialmente llamativa la decisión del Tribunal europeo teniendo en cuenta que se trata de una publicación escolar con fines didácticos y sin fines de lucro. Este tipo de casos constituye una excepción reconocida mundialmente al derecho de autor desde un punto de vista patrimonial.

 

 

ENLACES RELACIONADOS:

“Censura de máquinas”: Comité del Parlamento Europeo aprueba norma sobre derecho de autor que exige filtrado previo y automatizado de contenidos

Relatoría de ONU: Regulación privada de contenidos en Internet debe basarse en principios de derechos humanos. Recomienda “smart regulation” para asegurar que las plataformas adopten mecanismos de transparencia y rendición de cuentas

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)