Observacom
Actualidad - Ecuador

Investigación muestra concentración de medios de Ángel González “El Fantasma” y su relación con el gobierno de Rafael Correa

Fundamedios, una organización que realiza estudios, investigaciones y promueve debates sobre el periodismo, los medios de comunicación y la democracia, llevó a cabo una investigación en la que da cuenta como Ángel González, magnate mexicano de telecomunicaciones conocido como “El Fantasma”, logró obtener medios de comunicación a través de alianzas con políticos de Ecuador.

Mediante entrevistas a ex colaboradores de González y documentos de transacciones, la investigación asegura que “El Fantasma” dio “órdenes a mandos medios y ajustes normativos de última hora. Y todo eso se concretó gracias al pago de sobornos a altos funcionarios del correísmo”, su estrategia era generar un monopolio de los sectores televisivos y radiales, “como la forma más eficiente de hacer dinero, al controlar los precios del mercado”. Este modus operandi lo tuvo en Guatemala, Nicaragua, Honduras y Ecuador.

Según la investigación, antes de realizar la compra de medios, “El Fantasma” hace lobby con funcionarios que tengan nexos con la política local, para acercarse a los gobiernos de turno, y luego apoyarlos con sus propios medios de comunicación cuando sabe que estos tienen chances de ganar. Luego, “espera que los favores retornen con contratos de publicidad en sus espacios o mediante acuerdo de servicios, de imprenta, por ejemplo”.

La fuente a la que accedió Fundamedios asegura que los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado Espinel sugirieron a Ángel González la compra del diario “El Comercio”, así como pauta oficial en sus nuevos medios, un nuevo canal de televisión y la regulación y entrega de ocho frecuencias de radio, a cambio de 530.000 dólares, además de parte del control editorial del diario para favorecer al correísmo.

Un documento al que tuvo acceso Fundamedios, describe el plan de pago que se realizó mediante 150.000 dólares por la entrega de la frecuencia de Canal 11, actualmente TVC, y otro pago de 350.000 dólares por la regulación y entrega de las frecuencias. El dinero era entregado por la gente de González a José María Bacchelli, alias “El Cantante” y este se lo entregaba a los Alvarado.

Con la adquisición de El Comercio, “El Fantasma” logró tener uno de los medios periodísticos más importantes de Ecuador, y bajo el poder de este, los hermanos Alvarado “pretendieron controlar las decisiones editoriales”.

Arturo Torres, ex periodista de El Comercio, relató que sus últimos años en el medio estuvieron acompañados de una tensión permanente. “Por un lado, desde la redacción tratábamos de hacer un trabajo periodístico con rigor, independencia y cubriendo los temas de interés público. Pero, al frente, teníamos ejecutivos que permanentemente estaban tratando de aligerar contenidos y vetar contenidos, especialmente, investigaciones periodísticas”, expresó.

Según la investigación, el gobierno de turno le facilitó el trabajo para que González pudiera ampliar su abanico de medios. El reglamento a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), aprobado por Correa, permitió que los extranjeros puedan ser dueños de los medios de comunicación en Ecuador, ya que “la prohibición no se aplicará a personas o empresas de países que hubieran suscrito acuerdos o convenios de cooperación comercial o de complementación económica con Ecuador”.

ENLACES RELACIONADOS:

Más concentración de frecuencias de radio en manos de “El Fantasma” en Ecuador

Actual gobierno de Ecuador abre nuevos concursos de frecuencias para después de las elecciones nacionales: en marzo para radio FM y en abril para TV

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)