Observacom
Actualidad - Colombia

Nuevo regulador de Colombia presentó las agendas regulatorias para las TIC y contenidos audiovisuales. Actores de la industria reclaman agenda convergente

El regulador convergente de Colombia, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) aprobó a fines del año pasado la Agenda Regulatoria 2020-2021 para el sector TIC y una propuesta de Agenda Regulatoria de Contenidos Audiovisuales 2020-2021 (aún pendiente la publicación del documento final).

Un aspecto en el que coincidieron algunas empresas y asociaciones que enviaron comentarios fue la demanda de una agenda única en un escenario convergente, que no distinga entre propuestas para contenidos y telecomunicaciones.

“En un marco regulatorio convergente, sería más adecuado un diseño de agenda en el que no existieran dos propuestas diferenciadas para contenidos audiovisuales y para los temas específicos de lo que se contempla como actividades propias de (tele)comunicaciones… consideramos que al separarlas en dos agendas distintas puede omitirse el análisis y la revisión de los aspectos que involucran su interacción e interrelación y envía una señal equivoca al mercado del proceso de convergencia que se logró con la ley de modernización. Aunado a lo anterior, la elaboración de dos agendas tiende necesariamente a duplicar la planeación de actividades concretas que no son clasificables como exclusivas de alguna de las áreas contempladas”, señaló en su documento la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET).

En el mismo sentido, la nota de DirecTV indicaba que “quisiéramos señalar que, con la consolidación del regulador convergente, creemos que las dos agendas dispuestas para comentarios por la Comisión, sean compatibles entre sí, esto con el objetivo de consolidar un marco regulatorio convergente que fomente la competencia y la inversión en el ecosistema TIC y audiovisual”. De igual modo lo hizo la mexicana Claro.

La Agenda Regulatoria TIC se centra en cuatro ejes estratégicos (bienestar social; calidad; competitividad, desarrollo e inversión; e innovación) y 29 proyectos. Entre ellos, se destacan iniciativas como compartición de infraestructura para servicios de telecomunicaciones, estudios sobre las dinámicas de los servicios over the top (OTT) de comunicaciones y audiovisuales, estudio de las condiciones regulatorias para el despliegue de 5G, revisión de indicadores de calidad de la TV abierta; compilación y simplificación del marco regulatorio de televisión, entre otros.

Por su parte, la propuesta de agenda en materia de contenidos audiovisuales consta de seis iniciativas. Entre ellas, se destaca el “desarrollo de un modelo de vigilancia y control de contenidos audiovisuales con enfoque preventivo” con “parámetros orientados al pluralismo y la imparcialidad informativa”, en el cual la CRC tendría facultad sancionatoria.

Otro de los aspectos que propone la agenda es el análisis del mercado de contenidos audiovisuales en Colombia para conocer el estado del arte de la industria en el país a fin de identificar necesidades e incentivos así como elaborar normativas para promover la competencia.

También se plantea en la agenda una compilación normativa en materia de contenidos con el objetivo de reunir la normativa existente, así como se postula el desarrollo de un manual de buenas prácticas sobre contenidos con foco en la protección de la niñez y adolescencia y la evaluación de impacto de la implementación de sistemas de acceso a contenidos de TV para personas con discapacidad auditiva, entre otros aspectos.

Tanto la Asociación Nacional de Medios de Comunicación (ASOMEDIOS) -que representa los intereses de las emisoras comerciales de Colombia-, como ASIET coincidieron en la demanda de revisión y disminución de cargas impositivas y controles.

“El observar que existen medios de puesta en disposición de contenido audiovisual que no se sujetan a ninguna regulación, no deberían establecerse controles previos o parámetros restrictivos descontextualizados de la realidad local actual. La regulación por establecer debe enfocarse en permitir una real libre competencia entre todos los intervinientes en el mercado, dentro de los cuales se encuentran los prestadores de servicio de televisión abierta, por suscripción y las plataformas digitales”, señala el documento de ASOMEDIOS.

Por su parte, Claro fue enfático en la necesidad de análisis OTT en el sector de contenidos audiovisuales. “Atendiendo a que la Comisión, al ser un nuevo regulador único y convergente, consideramos fundamental que incluya en sus análisis el rol de los OTT y su influencia en el mercado audiovisual del país… Se hace necesario que la CRC no limite sus acciones ni el ejercicio de sus funciones a realizar una encuesta con el único objetivo de hacer monitoreo y seguimiento; sino que, en ejercicio de su marco funcional y bajo un entorno de igualdad ante la ley y las cargas regulatorias, vincule a estos agentes disruptivos, que compiten de forma directa con los servicios de comunicación tradicionales, a los mercados relevantes susceptibles de regulación ex ante y en consecuencia, los consideren de forma expresa como parte integral de los mercados de servicios de telecomunicaciones”, dice el documento.

El pedido de incorporación en la agenda del abordaje de la piratería y subreporte también estuvo entre las demandas de ASIET y DirecTV. En particular la operadora de TV satelital planteó que “para una caracterización completa del mercado audiovisual, DirecTV solicita la incorporación en la agenda de los siguientes temas: mercado mayorista de contenidos y sus efectos en el mercado audiovisual; el problema de la piratería y la TV paga y las fallas en el mercado de derechos de autor”.

De las iniciativas contempladas por la CRC, ASOMEDIOS consideró como violatorias a la libertad de expresión tanto el modelo de vigilancia de contenidos como la elaboración de manuales de buenas prácticas. “Cuando el ente regulador es el que establece guías propositivas, manuales de buenas prácticas o autorregulación, limita esa libertad del operador de decidir qué pública, cuándo, dónde y cómo”, expresó sobre los manuales.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Congreso de Colombia aprobó la Ley de “Modernización TIC”

OCDE vuelve a plantear falta de garantías de independencia del organismo regulador y excesivas competencias del gobierno de Colombia

Karisma, FLIP y Comisión Colombiana de Juristas presentan recurso de inconstitucionalidad contra Ley TIC de Colombia

OBSERVACOM: proyecto de ley TIC en Colombia mantiene incompatibilidades con estándares internacionales de libertad de expresión

Informes de UNESCO y Relatoría para la Libertad de Expresión ponen en problemas al proyecto de Ley TIC de Colombia

 

Imagen destacada: Edificio de MnTIC, con icencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)