Observacom
Actualidad - EEUU

Revelaciones sobre “Facebook Papers”: sus reglas sobre desinformación y odio no se aplican igual en todo el mundo

Facebook prioriza su negocio ante el bienestar de las personas usuarias: dedica escasos recursos a combatir la desinformación fuera de EEUU, permite el discurso de odio, contribuye a la polarización, hizo lugar a los pedidos de censura estatal en Vietnam e incidió en el levantamiento en el Capitolio en Estados Unidos en enero de este año cuando grupos a favor de Donald Trump cuestionaron la legitimidad de las elecciones. Esas son algunas de las revelaciones de “Facebook Papers”.

Un consorcio de 17 medios, que incluye a CNN, The New York Times, The Washington Post, Politico.com, Wired, entre otros, está difundiendo información sobre distintos documentos que una ex empleada de Facebook, Frances Haugen, entregó a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su siglas en inglés) y al Congreso de Estados Unidos, donde declaró a inicios de octubre y sostuvo que la red social es perjudicial para la democracia. La ex ejecutiva también hizo lo mismo en el Parlamento británico esta semana.

Uno de los datos que aspectos que revelan esos documentos es que la empresa dedica más del 87% de los recursos a combatir la desinformación en Estados Unidos, en cambio destina escasos recursos para ellos fuera del país, donde se encuentra la mayor cantidad de sus usuarios, informó diario Perfil.

Facebook contribuyó con la difusión de información falsa que alentó a las reacciones violentas luego de las elecciones presidenciales en Estados Unidos. «Facebook engañó a los inversores y al público sobre su papel en la perpetuación de la desinformación y el extremismo violento en relación con las elecciones de 2020 y la insurrección del 6 de enero”, informó CNN a partir de los documentos obtenidos gracias a Haugen.

Asimismo, se reveló cómo la red social contribuyó con la incitación al odio y desinformación en Myanmar, Afganistán, la India, Etiopía y gran parte de Medio Oriente a partir de una cobertura inadecuada de idiomas locales.

Por ejemplo, la falta de clasificadores para el hindi y el bengalí generó que el discurso de odio antimusulmán no fuera marcado ni se actuara sobre él y las publicaciones que atacaban a mujeres y a la comunidad LGBTQ tampoco se marcaban para su eliminación, de acuerdo con diario Perfil a partir de información Politico.com. Además, en Instagram se detectó el 6% del contenido de odio en idioma árabe.

Otra de las revelaciones de “Facebook Papers” es que la a red social habría contribuido a la trata de personas. Un informe interno de 2019 indica que la plataforma “permite las tres etapas del ciclo de vida de la explotación humana (reclutamiento, facilitación, explotación) a través de las redes del mundo real. […] Los traficantes, reclutadores y facilitadores de estas ‘agencias’ utilizaban perfiles FB [Facebook], perfiles IG [Instagram], páginas, Messenger y WhatsApp”.

Facebook también sabía de su impacto negativo sobre la salud mental y bienestar en los adolescentes, especialmente a través de Instagram, así como el modo en que sus algoritmos alimentan la polarización en la red.

Los documentos también dan cuenta como la compañía de Mark Zuckerberg colaboró con la censura estatal en Vietnam a través de una iniciativa para limitar las publicaciones “antiestatales” para que su negocio pueda seguir funcionando en el país.

 

ENLACES RELACIONADOS:

A whistleblower’s power: Key takeaways from the Facebook Papers

Facebook y Google explican sus mecanismos de moderación de contenidos y proponen criterios para la regulación en México

Denuncian que Facebook tiene normas de moderación de contenidos diferentes para personalidades que para las demás personas

Human Rights Watch acusó a Facebook de censurar publicaciones sobre palestinos

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)