Observacom
Actualidad - Costa Rica

Asamblea Legislativa de Costa Rica analiza aplicación de impuesto para plataformas digitales para financiar el cine nacional

La Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación de Diputados aprobó modificaciones a la Ley de Cine para que plataformas digitales y empresas de TV para abonados paguen un impuesto del 1.5% para financiar la industria de cine nacional. El proyecto ahora pasará a debate en el plenario de la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

Este impuesto ya existía en la Ley 841 de Espectáculos Públicos, y se aplicaba sobre el precio bruto de las entradas a teatros y cines. El principal cambio es la reducción del tributo del 6% al 1,5% y la extensión de su alcance para incluir también a plataformas digitales y empresas de TV paga (cable y satélite).

El texto aprobado en la Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación que modifica la Ley de Cine establece además que el impuesto del 1,5% a los espectáculos públicos servirá para financiar “El Fauno”, un fondo de fomento a la creación audiovisual emergente, otorgado por el Centro Costarricense de Cine y Audiovisual. Este fondo ya existe pero el financiamiento depende solamente de su propio presupuesto.

La propuesta de modificación de la Ley, que será debatida en el pleno de la Asamblea Legislativo próximamente, fue bien recibida por la Directora General del Centro de Cine del Ministerio de Cultura y Juventud, Ana Xóchitl Alarcón Zamora, quien destacó el proceso de construcción colectiva de la iniciativa.

“El expediente 20661 que contiene el Proyecto de Ley de Cine para Costa Rica, es un documento que lleva un proceso de construcción de muchos años y que se perfila como el documento que está apoyado prácticamente por consenso por los diversos sectores y actores de la cinematografía y audiovisual costarricense.  Estamos hablando del Consorcio Audiovisual y el Consorcio de Animación, ambos consorcios que agrupan iniciativas de pequeñas y medianas empresas de la producción audiovisual, la Cámara de Distribuidores y Exhibidores de Cine, el sector de productores independientes, el Centro de Cine y el Ministerio de Cultura. Es decir, es un muy buen ejemplo de un acuerdo público-privado para la formulación de política pública”, señaló Zamora en su artículo publicado en el Centro de Cine.

Allí explicó que el impuesto del 1,5% será utilizado para “el fomento de la industria audiovisual y cinematográfica, por lo que ese impuesto NO es para pagar funcionarios sino para ponerlo a disposición de las empresas que forman parte de las industrias creativas, que dan trabajo a las personas creadoras y artistas y por ende dignifican su quehacer”.

El impuesto en cambio generó la oposición por parte de la Cámara de Infocomunicación y Tecnología (INFOCOM), que consideró que el impuesto afectará principalmente a los usuarios de los servicios.

“Consideramos que el país está atravesando un momento difícil, con una comprobada contracción económica. Los costarricenses aún están asimilando la aplicación del IVA; y no es momento para establecer un nuevo impuesto que, a fin de cuentas, se traducirá en un aumento el recibo mensual que paga los consumidores”, aseguró Vanessa Castro, presidenta de INFOCOM, de acuerdo con Plataformas News.

Según Castro, este impuesto del 1,5% se suma a otros tributos que ya pagan los usuarios como el 13% del IVA; 0,75% para el sistema de emergencias 911 y el 1% sobre los servicios de telefonía móvil para la Cruz Roja.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Autoridad alemana de radiodifusión propone ley para garantizar diversidad en plataformas audiovisuales de Internet

Cineastas mexicanos demandan que OTT audiovisuales paguen impuestos y tengan cuotas de producción nacional en su catálogo

ANCINE de Brasil propone un marco regulatorio específico para servicios VoD

Uruguay sigue cobrando impuestos a las OTT extranjeras: más del 67% de la recaudación por IVA provino de OTT audiovisuales

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)