Observacom
Actualidad - Global

Varios países debaten iniciativas para que las plataformas digitales paguen por el uso de contenidos de medios de comunicación

Luego de las decisiones de Australia y Francia sobre la relación entre medios de prensa y plataformas, cobraron fuerza nuevas iniciativas como las de Canadá, Reino Unido e Irlanda, donde los editores demandan respuesta de los gobiernos para revitalizar la crisis de la industria.

En Canadá, el sindicato de trabajadores de comunicación, energía y trabajadores independientes, UNIFOR, se unió con los editores más importantes del país y lanzaron una solicitada en la que demandan al gobierno que Google y Facebook paguen por las noticias, siguiendo el mismo camino de Francia y Australia.

Como ya hemos publicado, la Comisión de Competencia y Consumo de Australia (ACCC, por sus siglas en inglés) desarrollará un código de conducta obligatorio para que las plataformas digitales como Facebook y Google, compartan sus ingresos por publicidad con los medios de prensa del país.

A su vez, en Francia, la Autoridad de Competencia determinó que Google deberá pagar a los medios de comunicación por usar sus contenidos en los servicios de noticias de la plataforma a partir de una demanda presentada por gremios de editores y la agencia AFP.

Con estos antecedentes, el presidente de UNIFOR, Jerry Dias, expresó en una nota editorial publicada en gran parte de los periódicos del país que “las organizaciones de noticias de Canadá están en peligro mortal, y es hora de que el gobierno federal se enfrente a los dos gigantes tecnológicos que son los principales culpables”.

“Facebook y Google han saqueado el mercado de publicidad digital canadiense en la última década. Entre ellos, han acumulado la gran mayoría de los ingresos en el mercado de publicidad en línea de más de $ 6 mil millones de dólares, publicidad que ha sido la principal fuente de ingresos para las organizaciones de medios canadienses”, aseguró.

“La pandemia de COVID-19 ha empeorado aún más la situación, forzando a los periódicos al cierre de 50 publicaciones y la pérdida de 2.000 empleos, según J-Source. Más de 100 medios de comunicación se han visto obligados a hacer recortes, incluidos los recientes recortes en el Toronto Star… Nuestro gobierno federal, como los de Francia y Australia, deberían actuar para dar a las empresas de medios en nuestro país una chance para sobrevivir”, concluye.

En Estados Unidos, el lobby de los editores -a través de la News Media Alliance-  redundó en que miembros del Congreso demanden a la administración federal del Presidente Trump que autorice fondos de publicidad oficial en medios locales para recibir información sobre la repuesta de los gobiernos a la crisis sanitaria y económica por el coronavirus.

Si bien este pedido no involucra a los gigantes digitales, desde hace tiempo esta asociación que representa a los principales medios de prensa de Estados Unidos sostiene que Google y Facebook acaparan el mercado publicitario y se benefician cada vez más de los contenidos periodísticos de los medios tradicionales.

Esta posición ha sido expresada a través de la publicación de estudios así como también durante las audiencias realizadas en el congreso el año pasado en el marco de la investigación de prácticas monopólicas de los gigantes tecnológicos que conduce el Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Semanas atrás, el Sindicato Nacional de Periodistas (NUJ, por sus siglas en inglés) propuso un “Plan de recuperación” para el periodismo en Reino Unido e Irlanda en el que exige a los gobiernos locales, regionales y nacionales que establezcan un impuesto del 6% sobre los ingresos de las empresas tecnológicas -como Google y Facebook- para “revitalizar y reimaginar” el futuro de la industria periodística.

El llamado surge bajo el argumento de crisis financiera como resultado del la pandemia de COVID-19 y el desplome del mercado publicitario. Además del impuesto, el plan del sindicato incluye el pedido de créditos fiscales y préstamos sin interés para apoyar el trabajo de los periodistas que cubren la crisis sanitaria; que no se entregue dinero público para las empresas que realizan despidos, reducen los salarios, otorgan bonos ejecutivos o bloquean la organización sindical; y vouchers gratis para suscripciones online o impresas para los jóvenes de 18 o 19 años y créditos fiscales para los hogares con suscripciones, entre otras cuestiones.

Algunas de estas medidas son similares a las que en Argentina promueven los medios autogestionados a través de iniciativa para el fomento de la pluralidad y diversidad informativa. Como publicamos en OBSERVACOM, uno de los principales aspectos de la iniciativa es la creación de un Fondo de Fomento al Pluralismo Informativo, cuyos aportes provendrían de las plataformas digitales extranjeras.

“El impulso de nuevas políticas públicas en comunicación, a raíz de la relación traumática entre medios de comunicación y plataformas digitales, la encabezan los países capitalistas centrales, donde el estado de situación no es, visto desde el Sur, tan catastrófico”, dijo el investigador argentino Martín Becerra a través de su cuenta de Twitter.

“En los países capitalistas centrales, por ejemplo, la caída de ingresos publicitarios de los medios tradicionales, aunque grave, es menos pronunciada que en América Latina. Cierto que el punto de comparación, para ellos, es el de sus épocas de bonanza, no la malaria periférica. En efecto, la caída del mercado publicitario en la Argentina, Colombia o (mucho más) en Brasil, duplican la retracción de los ingresos publicitarios de los medios en EEUU o Europa”, concluyó.

 

ENLACES RELACIONADOS:

Google deberá pagar a medios y agencias de prensa de Francia por usar sus contenidos en los servicios de la plataforma

Organismo de competencia de Australia impulsa obligar a redes sociales a compartir ingresos por publicidad con los medios

... (en este espacio hay varias líneas de código de programación personalizado)